Buscador de noticias

Translate

5/2/10

El Thyssen analizará el retrato florentino del siglo XV


El Museo Thyssen-Bornemisza de Madrid acogerá de junio a octubre Domenico Ghirlandaio. Retrato de Giovanna Tornabuoni, una muestra que ofrecerá al público un recorrido irrepetible por el arte florentino del Quattrocento que tendrá, como punto de partida, uno de los iconos de su colección: el retrato de Giovanna Tornabuoni.

En este contexto, en la exposición se analizará el tema del retrato en la Florencia del siglo XV, con obras de Botticelli o Pollaiuolo además de Ghirlandaio, y se contemplarán piezas maestras relacionadas con el enlace matrimonial entre Giovanna degli Albizzi y Lorenzo Tornabuoni.

La muestra, por último, dedicará un importante apartado al arte religioso desplegado en el ámbito privado donde se reunirá no sólo pintura sobre tabla sino también esculturas, manuscritos y otros objetos artísticos de gran calidad.

Ejemplo espléndido

El Retrato de Giovanna Tornabuoni es un ejemplo espléndido del retrato en el Quattrocento florentino. Los pintores, siguiendo modelos de la Antigüedad clásica, creaban cuerpos de proporciones idealizadas y rostros inexpresivos que a la vez debían reflejar los rasgos personales del individuo. La modelo, de estricto perfil y busto, está retratada con los brazos en reposo y las manos juntas. Al fondo, en un sencillo marco arquitectónico, aparecen algunos de sus objetos personales. A la derecha, un cartellino con un fragmento de un epigrama de Marcial lleva inscrita en números romanos la fecha de su muerte.

La modelo se ha identificado como Giovanna Tornabuoni a partir de una medalla con su efigie y su nombre, obra del grabador Niccolò Fiorentino. Ghirlandaio la representó también de cuerpo entero en el fresco de la Visitación de la capilla Tornabuoni de la basílica de Santa María Novella (Florencia).

Publicar un comentario