Buscador de noticias

Translate

10/9/11

Viena se vuelca con el 150 aniversario de Gustav Klimt


klimt_el_besoEl año que viene se celebrará en Viena el 150 aniversario del nacimiento de uno de los pintores más importantes y originales de la historia del arte: Gustav Klimt (1862-1918), cuyas obras –la más conocida, El beso, uno de los iconos del arte del siglo XIX, se encuentra actualmente expuesta en el Belvedere de Viena– se consideran la esencia de una época que vivió el despertar del arte moderno.
Para celebrarlo, numerosas exposiciones y actividades darán a conocer el año que viene en la capital austriaca cómo influyó e influye este artista y su círculo –el “modernismo vienés”– en el arte universal y en la manera de pensar y en el modo de vida de los habitantes de la ciudad y por qué el poder fascinador de esta época se mantiene inquebrantable más de un siglo después. 
Epicentro cultural
A comienzos del siglo XX, Viena experimentaba una enorme concentración de cultura en todos los ámbitos: en la literatura, las artes, la arquitectura, la música... se abrieron nuevos horizontes a un ritmo desconocido. En este ambiente propicio, Klimt revolucionó la pintura; sus cuadros, ornamentados en oro, se cuentan actualmente entre los más cotizados del mundo y sus excepcionales retratos documentan el auge de la burguesía de la época.
En 1910, con sus dos millones de habitantes, Viena era la quinta ciudad más grande del mundo y el centro cultural indiscutible de Europa central. Gustav Klimt compendió en su pintura los conocimientos y la evolución del arte y la ciencia de un tiempo convertido en un punto de partida impetuoso. En el plano artístico, su obra refleja el camino que se recorrió desde el comienzo de “la época de la Ringstrasse” hasta los inicios de la abstracción.
La “Secesión de Viena”
Influido por Hans Makart, el principal pintor vienés de finales del siglo XIX, Klimt obtuvo junto con su hermano Ernst y Franz Matsch el encargo de decorar algunos de los grandes edificios de la calle Ring, que rodea el centro de Viena. Decoraron, por ejemplo, las escaleras principales del Kunshistorisches Museum y del Burgtheater. La creación posterior de Klimt y el estilo que fue desarrollando en años posteriores prepararon a su vez el camino a sus contemporáneos más jóvenes, Egon Schiele y Oskar Kokoschka.
Todavía hoy se sienten las consecuencias de la decisión tomada por Klimt y sus colegas artistas en 1897 de fundar un nuevo movimiento de artistas, la “Secesión de Viena” (Sezessionsstil), para protestar contra una concepción del arte ya superada. La nueva casa de exposiciones construida en 1898 por Joseph Maria Olbrich, un discípulo de Otto Wagner, luce el significativo lema de “A cada tiempo su arte, al arte, su libertad”.
Arte total
Klimt creó para este edificio el Friso de Beethoven, e incluso presentó en 1897 dos bocetos para el revolucionario edificio que se quería construir en el centro de Viena. El de la Secesión es hoy uno de los edificios de estilo modernista más originales de Europa. Uno de los cofundadores del movimiento fue el arquitecto Josef Hoffmann. Con el palacio Stoclet de Bruselas, estos artistas crearon juntos la más importante obra de arte total de estilo modernista del mundo. 
Klimt influyó también de manera decisiva en la Wiener Werkstätte, que Hoffmann y Kolo Moser fundaron en 1903, y que fue trascendental para el nuevo rumbo que tomó el diseño. Los testimonios de la creatividad de estos artistas y sus contemporáneos se encuentran en Viena no solo en los museos y en las colecciones, la ciudad entera lleva su sello.
Icono del siglo XX
También la estructura social experimentó cambios dramáticos en la transición del siglo XIX al XX. Los cuadros de mujeres que pintó Klimt ayudan a comprender el avance de una burguesía que iba adquiriendo conciencia propia de su importancia. Con el retrato de Sonja Knips, que pintó en 1898, se convirtió en el retratista de la burguesía acomodada de Viena.
Sus obras, como los retratos que pintó de Fritza Riedler o de Adele Bloch-Bauer, fascinan hoy más que nunca, al igual que el de su compañera de tantos años, Emilie Flöge. El modernismo vienés comenzó su declive en 1914, al estallar la Primera Guerra Mundial. Con su fin, en 1918, una era tocaba a su fin: Gustav Klimt, Otto Wagner, Kolo Moser y Egon Schiele murieron el mismo año y con ellos murió el ambiente renovador que hizo del penúltimo fin de siglo algo tan especial.
Testimonios de esta época se encuentran en Viena por doquier: el Belvedere, con un total de 22 cuadros de Klimt, alberga la mayor colección del mundo de este pintor. Otras obras importantes se exhiben en el Museo Leopold y en el Museo de Viena, que además de óleos importantes posee unos 400 dibujos, las mayor colección del mundo. Además, el Albertina posee otros 170 dibujos. Más testimonios del artista y de su época se conservan en el Museo de Artes Aplicadas/Arte Contemporáneo MAK y en la Biblioteca Nacional. Por último, el Hofmobiliendepot. Museo del Mueble alberga una valiosa colección de muebles de esta época.
Próximas exposiciones sobre Gustav Klimt en Viena: 
- Gustav Klimt / Josef Hoffmann. Pioneros del Arte ModernoBelvedere
Del 25 de octubre de 2011 al 4 de marzo de 2012.

- Gustav Klimt en el Kunsthistorisches MuseumKunsthistorisches Museum
Del 14 de febrero al 6 de mayo de 2012.

- Gustav Klimt. Un viaje a través del tiempoMuseo Leopold
Del 24 de febrero a 11 de junio de 2012.

- Klimt – Dibujos. Albertina
Del 14 de marzo al 10 de junio de 2012.

- Contra Klimt. La “Verdad desnuda” y su defensor Hermann BahrMuseo Austriaco del Teatro
Del 10 de mayo al 29 de octubre de 2012.

- Klimt. La colección del Museo de VienaMuseo de Viena
Del 16 de mayo al 16 de septiembre de 2012.

- Gustav Klimt y la KünstlerhausKünstlerhaus.  
Del 6 de julio al 2 de septiembre de 2012.

- Objetos centrales: Colección de diseños textiles Emilie FlögeMuseo Austriaco del Folclore
Del 25 de mayo al 14 de octubre de 2012.

BIOGRAFÍA
Gustav Klimt nació en Viena en 1862, donde vivió y trabajó la mayoría del tiempo y donde, en 1918, murió de un infarto. Su tumba se encuentra en el cementerio Hietzinger.

1862
Nace el 14 de julio en Baumgarten, en las cercanías de Viena.

1883
Funda la "Künstler-Compagnie" (Compañía de Artistas) con su hermano Ernst Klimt y Franz Matsch.

1886
Comienzo de los trabajos en los frescos de las escaleras del Burgtheater de Viena con Ernst Klimt y Franz Matsch (obra finalizada en 1888).

1890
Gustav Klimt, su hermano Ernst y Franz Matsch se hacen cargo de la decoración de la escalera principal del Museo de Bellas Artes que Hans Makart había dejado sin terminar.

1891
Klimt se hace miembro de la "Künstlerhausgenossenschaft" (Sociedad de la Casa de los Artistas).

1894
Encargan a Klimt decorar el techo del Salón de Actos de la Universidad de Viena con alegorías referidas a las distintas facultades ("Filosofía", "Medicina", "Juris­prudencia"). Con estas pinturas Klimt obtuvo galardones en el extranjero. A causa de las críticas de que es objeto en Austria, en 1905 renunció a realizar este encargo.

1897
Klimt se dio de baja en la Künstlerhausgenossenschaft (Sociedad de la Casa de los Artistas) y se convirtió en cofundador de la Secesión de Viena. Fue su primer presidente. Será miembro de la Secesión hasta 1905.

1898
Exposición I y II de la Secesión con obras de Klimt. Su cuadro Palas Atenea (actualmente en el Wien Museum) fue muy criticado.

1900
Exposición VII de la Secesión: Klimt muestra sus primeros cuadros paisajísticos. Galardón para la alegoría referida a la Facultad de "Filosofía" en la Exposición Universal de París.

1902
Klimt pinta el retrato de Emilie Flöge e inicia una amistad de por vida con la propietaria de un salón de modas. El retrato puede contemplarse en el Wien Museum. En la exposición XIV de la Secesión, Klimt presentó su Friso de Beethoven, que todavía puede admirarse en el mismo lugar.

1904
Josef Hoffmann recibe el encargo de construir el Palacio Stoclet en Bruselas. Klimt colabora diseñando el friso para el comedor.

1906
El de Fritza Riedler es el primer retrato cuadrado del "periodo dorado" de Klimt. Actualmente se expone en el Belvedere.

1907
Klimt pinta el cuadro Adele Bloch-Bauer I, uno de los más caros del mundo.

1908
En la inauguración de la Muestra de Arte Viena 1908 (Kunstschau Wien 1908) Klimt presentó El beso. Se convertiría en su cuadro más conocido y puede contemplarse hoy en el Belvedere.

1911
La vida y la muerte (ahora en el Museo Leopold) obtuvo el primer premio en la Exposición Internacional del Arte de Roma.

1918
Muere el 6 de febrero. Ese mismo año mueren Otto Wagner, Kolo Moser y Egon Schiele.
Otras noticias protagonozadas por Klimt y sus obras:
Publicar un comentario