Buscador de noticias

Translate

15/8/13

CINE - Expediente Warren, ¿existe lo paranormal?

expediente warren

¿Puede lo paranormal ser real? Esa es la pregunta de fondo que plantea 'Expediente Warren: The conjuring', una película de James Wan basada en la terrible experiencia vivida en la década de los 70 por la familia Perron en su granja en Harrisville, Rhode Island, hechos que fueron investigados por los videntes Ed y Lorraine Warren.

No es fácil, ni siquiera en las pantallas, dar normalidad a lo sobrenatural. Pero Expediente Warren trabaja con materiales de uno y otro lado de las cosas y eso le otorga rasgos empíricos y visos de realidad.
Sin explicación

Por una parte, nos acerca a la vida y obra de Lorraine Warren, mujer de carne y hueso con una larga trayectoria que la ha convertido en una de las más sólidas parapsicólogas de las últimas décadas. Tras el fallecimiento de su esposo Ed, Lorraine ha continuado la ardua labor de encontrar y dar sentido a ese complejo ámbito en el que se mueven fantasmas, seres, cosas, lugares y casas que parecen no tener explicación racional en el mundo de los vivos.

Todo empezó como un sueño. El que hicieron realidad en el invierno de 1970 Roger y Carolyn Perron al comprar la casa que ansiaban. Al trasladarse allí con sus cinco hijas desconocían que dos antiguos residentes se habían ahorcado colgándose de las vigas del granero. Pronto la pesadilla entraría en sus vidas. Pronto comenzaron a experimentar fenómenos incomprensibles.
Testimonios directos

James Wan, con querencia por este tipo de temas, como demostró en Saw e Insidious, se ha basado en el testimonio directo de Andrea Perron, que tenía sólo 11 años cuando se mudó a la granja. Las terribles vivencias que allí soportó las cuenta en la obra Casa de la Oscuridad, Casa de la Luz: La verdadera historia, un relato que se decidió a publicar tras casi tres décadas de dudas.

Recuerda textualmente Andrea: “Era un lugar extraordinario. Empezamos a ver espíritus tan pronto como nos mudamos a la casa. La mayoría de ellos eran benignos, incluso algunos de ellos ni siquiera parecía darse cuenta de que estábamos allí, pero la verdad es que ocho generaciones de familias vivieron y murieron en esa casa antes de nuestra llegada, y algunos de ellos nunca se fueron”.

Al principio, muchos de ellos parecían ser inofensivos como uno, explica Andrea Perron, que olía las flores, el que nos daba un beso de buenas noches a los niños en la cama cada día, o el espíritu que siempre cogía una escoba para barrer el suelo de la cocina. También veía, “no solo yo sino toda la familia”, objetos que se movían, aunque el fenómeno más aterrador era el sonido de algo que golpeaba la puerta principal de la casa por la noche.
Telepatía

Los Perron describen las entidades que veían como “espíritus opacos, aparentemente sólidos, aunque otras veces eran traslúcidos o como envueltos en niebla”. Los espíritus se comunicaban a través de telepatía. Cindy, una de las hijas, lo describió como “estar en una burbuja. El aire se comprimía y nos quedábamos sin poder movernos ni hablar, sólo escuchar lo que el espíritu quería decir”.

Tras experimentar estos episodios, que en algunas ocasiones eran violentos, los Perron se pusieron en contacto con Lorraine y Ed Warren, ya entonces reputados parapsicólogos, que llevaron a cabo una investigación muy minuciosa de la actividad sobrenatural en la casa.

Lorraine Warren, encarnada por la actriz Vera Farmiga, ha participado en la promoción de la película y ha mostrado su satisfacción por el resultado: “Estoy muy contenta con la forma en que han descrito los hechos y en cómo presentan mi perfil”.

Por su parte, Farmiga ha señalado: “me encantan los proyectos que hacen que te cuestiones a Dios. Pero creo que el corazón de esta historia es la compasión, empatía y consideración por los demás, una cualidad que tanto Ed como Lorraine Warren tenían, además de su clarividencia”.

Fuente Hoyesarte.
Publicar un comentario