Buscador de noticias

Translate

2/5/09

La colección Bassat se instalará en Mataró (Barcelona)

En el plazo de un mes podría firmase el convenio entre la Fundació Privada Carmen i Lluís Bassat, de Barcelona, que reune los fondos artísticos acumulados por el publicista y coleccionista catalán Lluis Bassat Coen (Barcelona, 1941), con el ayuntamiento de Mataró, a 20 Km. de Barcelona, para la instalación, sobre una antígua fábrica harinera mataroní, del centro de arte que albergue la colección, integrada por 1.400 obras. El nuevo centro, para cuya apertura se baraja la fecha de finales de 2012, aprovechará las 3 naves fabriles y ampliará sus instalaciones hasta reunir 6.900 m. cuadrados. Inicialmente, estaba previsto instalarse en el municipio cercano de Sant Andreu de Llavaneres, lo que finalmente fue descartado.

El centro, cuyo proyecto de construcción lo está desarrollando el estudio B720 (la Torre Agbar es una de sus realizaciones), del que es directiva Ana Bassat, hija del publicitario, estará dirigido por Nuria Poch, procedente de la Fundació Espai Guinovart y que desde hace años trabaja en la redacción del plan estratégico del futuro centro y en la catalogación de la obra de la colección, ya concluída.

De las 1.400 obras actuales -el coleccionista, que participó junto a otros socios en la galería Adriá de Barcelona durante los años 70, sigue incorporando nuevas obras con asiduidad-, las dos terceras partes son pinturas y otro tercio escultura, destacando, por su mejor representación, la generación de Guinovart, entre los que figuran, además del propio Josep Guinovart, otros nombres como Marcel MartíRàfols-Casamada y su esposa, Maria Girona. Al margen de algunos nombres significativos de periodos anteriores (Picasso, Magritte, Picabia o Chagall), dispone de buena representación de la generación catalana de los 40: Eduard Arranz-BravoRafael BartolozziFrancesc ArtigauJoan Pere ViladecansGerard Sala o Sergi Aguilar. Su objetivo -señala a ARTEINFORMADO Nuria Poch- es situarse, como centro de arte, entre el MNAC, que llega hasta el final de la Guerra Civil, y el MACBA, que arranca en los años noventa del pasado siglo

Publicar un comentario