Buscador de noticias

Translate

23/11/09

La historia del arte escrita en clave de ficción

El artista Erick Beltrán, ayer en Barcelona. - ALBERT GEA


El MACBA presenta 'El mal de escritura', una muestra en forma de biblioteca









No son libros de artista, ni antologías de textos teóricos. Lo que se encuentra el visitante de la muestra El mal de escritura son experimentos escritos que especulan con la ficción y la historia del arte. La exposición tiene forma de biblioteca y la responsable de su contenido, Chus Martínez, ha capturado cada ejemplar con pasión de entomóloga. Novelas de una página, epístolas, libros, panfletos y cuartillas ocupan el Centro de Estudios y Documentación del MACBA, un espacio adaptado por el artista Xabier Salaberria.

Todos los documentos han sido producidos por artistas bajo el paraguas de la ficción y se han distribuido por canales alternativos. Todos comparten la intención de reinventar el lenguaje y toman, directa o indirectamente, el arte contemporáneo como tema. En total, 150 títulos escritos por 60 artistas internacionales justifican la pregunta que lanza entusiasmada Martínez: "¿Te imaginas que pudiéramos escribir sobre la teoría del arte en un lenguaje ajeno a la academia?".

Un fondo en construcción

El objetivo es ir construyendo la biblioteca y ampliar su particular catálogo. Un ejemplo de ello es La enciclopedia del conocimiento especializado, del artista mexicano afincado en Barcelona Erick Beltrán es uno de los puntales de esta muestra, que no sigue ningún orden establecido. El trabajo de Beltrán consiste en interpelar a las personas que pasan cerca del museo acerca del mundo que nos rodea. Las respuestas son traducidas a explicaciones y diagramas que configuran, día a día, las diferentes entradas de una enciclopedia orgánica. Sus páginas se colgarán a diario en las paredes del MACBA gracias a una enorme impresora Hartman.

En este espacio dedicado a la lectura y el debate también destacan las cartas que los artistas David Bestué y Marc Vives han mandado a los responsables de la evolución de Barcelona para entablar posibles diálogos. "Todos los trabajos coinciden en la importancia de volver a unificar forma y contenido", apunta Martínez, que insiste en la importancia de reprogramar el museo y convertir la cultura en un laboratorio público.

Publicar un comentario