Buscador de noticias

Translate

16/2/12

'El IVA reducido no será la panacea para el libro electrónico'


El consultor Javier Celaya sostiene que la política de precios de los editores sigue siendo una rémora para el mercado del e-book

"España y Francia tienen los libros electrónicos [los contenidos, no los disositivos] más caros de Europa. Estamos en 14 euros largos de media mientras que en Italia andan por los nueve y pico". Ése es uno de los datos que Javier Celaya, consultor especializado en la materia y fundador de la compañía Dosdoce.com, se ha traído del congreso IBT12 celebrado en Milán. Allí, "bajo una nevada imponente", Celaya recibió ayer la noticia de que el ministro Wert pretende aplicar el IVA reducido de los bienes culturales a los títulos digitales, como ya se aplica a los libros convencionales.
"Es una buena noticia. Pero no es la panacea de la que depende que los libros electrónicos sean competitivos, porque si los precios son altos es, en parte, la consecuencia de que los editores hayan cargado todo el peso del IVA sobre el precio de venta al público", explica Celaya, ya en Madrid.

¿Ha ido más despacio de loe sperado el mercado del e-book en España? "Se sigue diciendo que no hay demanda. Los editores calculan que entre el 1 y el 3% de sus ventas procede del mercado digital. Pero es que ésa es la misma situación que existía en Estados Unidos hace tres años. Y desde entonces, el mercado ha dado cada año un salto: el 10%, el 20%...".

Fotografía: J. Gutiérrez

¿Y de qué depende ese salto? Celaya enumera: "Con precios competititvos y una oferta completa ya habríamos podido consolidar un mercado de contenidos de pago legales. Ahora, la aparición degrandes portales como Amazon, con lo que aportan de experiencia de uso, está teniendo un impacto impresionante en las ventas".

¿Significa eso que cambia la disposición a pagar por contenidos culturales en red de los consumidores? "En Europa no hay informes, sí en Estados Unidos. Pero la sensación es que, más que por los contenidos, los usuarios están dispuestos a pagar por los servicios alrededor, por las plataformas que den acceso y criben esos contenidos".
Fuente recogida El Mundo.
Publicar un comentario