Buscador de noticias

Translate

23/1/15

UN COMIC RELATA EL ESPELUZNANTE CASO "EL CARNICERO DE HANNOVER"

Retrato de Fritz Haarmann,

Fritz Haarmann fue un asesino en serie en la Alemania de entreguerras. Vendía a sus vecinos la carne de sus víctimas


Corrían malos tiempos en Alemania en los inicios de la segunda década del siglo XX. Tras la Primera Guerra Mundial, el Tratado de Paz de Versalles obligó al país a asumir unas inmensas indemnizaciones que afectaban, principalmente, a sus ciudadanos. En ese paisaje de pobreza generalizada, no resultaba extraña la escena de varios vecinos comprando carne barata e ilegal a un extraño hombrecillo con mala reputación en el barrio.


El vendedor era Fritz Haarmann, conocido posteriormente como «El carnicero de Hannover». Se le atribuye el asesinato de 24 jóvenes, todos de sexo masculino, entre febrero de 1923 y junio de 1924. Abusaba sexualmente de sus víctimas, las mataba, descuartizaba los cuerpos y arrojaba los huesos al río Leine y las vísceras por el inodoro. De lo que hacía con la carne no se llegaron a dar detalles en su momento, pero habría que ver la cara que se les pondría a todos aquellos que durante meses adquirieron filetes en su siniestro hogar.


Esta es la sórdida historia que nos cuenta «Haarmann. El carnicero de Hannover, un asesino en serie», el cómic publicado en España por La Cúpula y firmado por la dibujante Isabel Kreitz y el guionistaPeer Meter. La obra recibió el premio Sondermann en la Feria del Libro de Frankfurt en 2011, y refleja, con un inquietante dibujo a lápiz y en blanco y negro, tanto la miseria propia de la época como el horror de las actividades de Fritz. Pero no lo hace a través de escenas sangrientas, sino que la náusea surge en las fisonomías y en esos paquetitos de consistencia blanda que pasan de las manos del criminal a las de sus clientes.


Uno de los asuntos en los que más se detiene el libro es en la pasividad de la policía ante las denuncias de algunos vecinos: sospechosos ruidos de una sierra mecánica a altas horas de la noche, fiestas interminables, jovencitos que entran en la casa y nunca salen... Además, había sido detenido en varias ocasiones, entre otros motivos por «corrupción de muchachos» y «tocamientos obscenos» a niños. En la ficha de la policía constaba como «enfermo mental peligroso», e incluso había pasado por varios manicomios.


Aquí se produce la gran paradoja: trabajaba para las fuerzas del orden. Debido a su conocimiento del mundo del hampa, estaba en nómina como confidente, y llegó a conseguir una placa, aunque este último detalle nunca quedó claro debido al interés de la propia policía para ocultarlo. Sin embargo, esa identificación le permitía reclutar muchachos perdidos en la estación de tren a los que prometía protección y un plato de sopa. Claro, que ellos no sabían que formarían parte del condimento.


Condenado a muerte, Fritz Haarmann fue decapitado en Hannover el 15 de abril de 1925.


Otros casos reales en viñetas

P.M.P.
«Torso»
Nos habla de las pesquisas del conocido comisario Eliot Ness con respecto a «El descuartizador de Cleveland». Fue su siguiente caso tras detener a Al Capone.
«From Hell»
Legendario cómic con guión de Alan Moore cuya realización le llevó diez años. Su protagonista es «Jack el destripador».
«Mi amigo Dahmer»
La juventud de «El carnicero de Milwakee» contada y dibujada por Derf Backderf, compañero suyo en la época del instituto.


Fuente ABC Cultural.
Publicar un comentario