Buscador de noticias

Translate

25/2/14

Arte catalán en el escaparate


El Corte Inglés-Ámbito Cultural acoge en sus escaparates de Preciados (Madrid) 'Pre Pop/1965', un proyecto de arte contemporáneo enmarcado dentro de las actividades que se celebran en la capital con motivo de ARCOmadrid 2014.

Este año se ha querido recuperar aquellas intervenciones que se realizaron en el centro de Plaza Cataluña en Barcelona en marzo de 1965 por parte de artistas de la ‘Escuela de Barcelona’. La reconstrucción y recreación que se exhibe hasta el 2 de marzo en Madrid ha sido posible gracias a la colaboración de los propios artistas o de sus legados, quienes han facilitado abundante información sobre las intervenciones originales de 1965. Especialmente relevante ha sido la aportación del archivo de Francesc Todó.


Algunos de estos creadores, como Guinovart, Hernández Pijuan, Ràfols Casamada y Tharrats, habían trabajado dentro de un mundo de abstracción poética muy vinculada al surgimiento de la vanguardia informalista post “Dau al Set”, del que Tharrats fue impulsor principal. Subirach, por su parte, ha sido uno de los escultores más prestigiosos, conocido por su vinculación a los trabajos de la Sagrada Familia y, finalmente, Francesc Todó es autor de una obra singular y silenciosa.


Todas las representaciones de estos artistas tenían como común denominador que se trataban de creaciones muy avanzadas para la época y que fueron realizadas por creadores catalanes que hoy atesoran un bien merecido prestigio.
Un paso más

Esta exposición supone un paso más dentro del proyecto que se puso en marcha en 2005, recuperando las intervenciones históricas de 1963 creadas por Manrique, Millares, Rivera, Rueda, Sempere y Serrano en los escaparates de Preciados.


Desde las intervenciones de 2005 han participado en este programa más de cuarenta artistas tanto nacionales como internacionales: Chema Alvargonzález 2006; José Ramón Amondarain 2007; Eugenio Ampudia 2012; Eduardo Arroyo 2007; José Manuel Ballester 2006; Miguel Ángel Blanco 2011; José Manuel Broto 2006; Carmen Calvo 2011; Daniel Canogar 2010; Rafael Canogar 2013; Martin Chirino 2010; Francisco Farreras 2013; Luis Feito 2013; Ruth Gómez 2012; Diana Larrea 2010; Eva Lootz 2008; Julio López Hernández 2013; César Manrique 1963-2005; Alicia Martín 2006; Manuel Millares 1963-2005; Fran Mohino 2012; Felicidad Moreno 2007; Miquel Navarro 2010; Javier Pérez 2008; Manuel Rivera 1963-2005; Gerardo Rueda 1963-2005; Eusebio Sempere 1963-2005; Pablo Serrano 1963-2005; Soledad Sevilla 2006; José María Sicilia 2008; Fernando Sinaga 2009; Susana Solano 2009; Gustavo Torner 2009; Pablo Valbuena 2012; Daniel Verbis 2007; Darío Villalba 2011 y Tim White-Sobieski 2008.


Los genios de 1965


Josep Guinovart (Barcelona, 1927-2007) se inició en la pintura matérica para evolucionar al assemblage. En su obra incorporó elementos de la vida cotidiana y los transformó en formas de arte nuevo. En muchas de sus obras también se aprecian elementos naturales como piedras, ramas o, incluso, alimentos como el azúcar. En su intervención para los grandes almacenes utilizó unos elementos a los que recurriría con posterioridad: una escalera, unos botes de pintura, un bidón y una vieja bicicleta, objetos que no sólo hacían referencia al ámbito de lo cotidiano sino también a los orígenes del artista como pintor-decorador de pareces.

Joan Hernández Pijuán (Barcelona, 1931-2005). Artista más intimista, mantuvo siempre su pintura al margen de movimientos pictóricos con una caligrafía muy conceptual y esencialista. La exploración de las luces, los colores, recoge en su obra un equilibrio geométrico que hace que los cuadros se encaminen hacia el vacío existencial. Su intervención tenía como punto central un espejo circular y convexo que reflejaba el espacio urbano, que remataba con un adorno a modo de cornucopia de reminiscencias modernistas, todo ello presidido por una gran flecha que concentraba la atención en el espejo.

Albert Ráfols-Casamada (Barcelona 1923-2009) inició en 1964 un período en el que a su abstracción plana, de referencias constructivistas, añadía objetos reales, al igual que Guinovart, también extraídos de la vida cotidiana, como molduras, puertas, sillas, retazos de papel, etc. Y esto es lo que hizo en el escaparate de El Corte Inglés, donde presentó una intervención artística con un gran aparador, en la que, haciendo uso de la misma gramática pictórica de sus óleos, realizó lo que podría calificarse como de escenografía para una obra de teatro.

Josep María Subirachs (Barcelona, 1927) tiene el honor de ser el primer escultor que emplazó una escultura abstracta en las calles de Barcelona. Aunque su vocación experimental le llevó a explorar otros recursos, siempre se caracterizó por incorporar un trasfondo figurativo en sus obras. En este sentido, es el artista más polifacético de los seis. Por lo que se refiere a su intervención en los escaparates, él mismo dijo que “buscando un clima de tipo metafísico y dentro de la nueva figuración, mi tema está dentro de un mundo con personajes fosilizados, una especie de perenne resurrección de la carne”.

Joan Josep Tharrats (Girona, 1918-Barcelona, 2001). Pionero de la abstracción en nuestro país y uno de los grandes maestros del informalismo, nunca renunció a los referentes simbólicos en sus pinturas. Se aleja de lo decorativo y se adentra en una mezcla de cubismo e impresionismo sin mesura y ni limitación cromática. Su propuesta para El Corte Inglés estaba cargada de simbolismo protagonizada por unos panes tradicionales redondos de distintos tamaños y formas, que situó en el interior de una red suspendida del techo. Dentro de la obra de Tharrats ésta es una pieza atípica pero de gran originalidad.

Francesc Todó (Tortosa, 1922). Autor muy vinculado al paisajismo tradicional, con ciertos toques fauvistas, pronto optó por una geometrización de sus temas pictóricos. En su trayectoria ha realizado grabados, monotipos, dibujos y pinturas. Después de un postimpresionismo convencional, esquematiza la figuración hasta llegar a la pintura de máquinas complejas sintonizando con el arte social. Este trabajo se reflejaba claramente en la intervención que realizó, pues, como el mismo definió: “El escaparate posee más o menos los mismos elementos que intervienen en mis cuadros, tratando de dignificar todos los útiles de trabajo por modestos que sean”.

Fuente hoyesarte
Publicar un comentario